jueves, 12 de marzo de 2015

El cuerpo de las mujeres en el imaginario colectivo


Se clausura próximo sábado 
exposición fotográfica “Cuerpos perfectos” 
de la acreditada Thelma Elena Pérez Álvarez 
En la Associació Cultural La BiblioMusiCineteca 



El próximo sábado 14 de marzo de 2015 en horario de 19:00 a 22:00 horas tendrá lugar en la Associació Cultural La BiblioMusiCineteca [Carrer Vila i Vilà 76, bajos, Barcelona, Catalunya, Europa] la solemne Clausura de una de las exposiciones que quizás marquen época por su temática y calidad en la vida cultural de esta ciudad catalana. 

Como recordarán, la exposición , de la fotògrafa Thelma Pérez fue inaugurada el pasado 20 de febrero y ya por sí, se trataba de un proyecto novedoso. 

Thelma Elena Pérez Álvarez es maestra en Artes Visuales por la Universidad Nacional Autónoma de México. Realizó el Máster en Género y Derecho: Políticas Públicas contra la Desigualdad Sexual por la Universidad Autónoma de Barcelona y la Licenciatura en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Intercontinental de México. Profesionalmente ha desempeñado actividades en favor de la igualdad entre mujeres y hombres, ha participado en exposiciones fotográficas en España, Francia y México, así como en foros y simposios relacionados a las temáticas de arte, género y violencia. Actualmente, realiza los estudios de Doctorado en Antropología Social y Cultural, en la Universidad Autónoma de Barcelona. 

“Cuerpos perfectos, una visión sobre la construcción del cuerpo de mujer en el imaginario colectivo” es un proyecto realizado por Thelma Elena Pérez Álvarez en la disciplina de Artes plásticas y visuales; que en su idea original, presentaba 10 fotografías cada una de 40 x 50 cm, impresas digitalmente en papel y montadas en bastidor. La misma creadora Thelma Elena Pérez Álvarez presentaba este proyecto diciéndonos: 

“Cuerpos Perfectos, Una visión sobre la construcción del cuerpo de mujer en el imaginario colectivo”, es una serie fotográfica que aborda la idea circundante que visibiliza al cuerpo de las mujeres como símbolo de perfección bajo las exigencias de los estándares de belleza actuales en cuanto a medida, forma y proporción, inscribiendo al cuerpo de las mujeres en una “burbuja” de consumo, poder y órdenes, sutilmente establecidas por el sistema capitalista y patriarcal que utilizan a los medios de comunicación masiva para lograr que las mujeres consuman e introyecten la idea de belleza, imprimiendo así de manera cotidiana, una violencia simbólica dirigida de manera directa a las mujeres, misma que fomenta otras violencias tales como la violencia física y la violencia psicológica. 

Esta obra fue desarrollada con el objetivo de presentar una mirada, desde la cultura visual, sobre un problema actual de la sociedad, de tal suerte que las imágenes fueron generadas con la intención de mostrar al cuerpo femenino como un “campo” de significados culturales, que permita observar cómo las experiencias sociales y subjetivas operan en un nivel simbólico, haciendo que comportamientos como el consumo masivo de productos de belleza y la obsesión por la perfección corporal, sean útiles para la manutención y reproducción de un orden social y específico. 

Este trabajo muestra, desde las dimensiones social, subjetiva y simbólica, una de las situaciones en las que las mujeres contemporáneas se encuentran inmersas para lograr el objetivo de tener un cuerpo que sea aceptado y admirado dentro de la sociedad actual, poniendo de manifiesto que cuando esto no es posible, el cuerpo y la psique de la mujer serán manipulados hasta lograr (en apariencia) el objetivo mediante la simulación, a través de la utilización de artefactos como la faja reductora para … “simular tener un cuerpo perfecto”. 

La utilización de la faja reductora en las imágenes representa las dimensiones social y subjetiva, funciona como vehículo de expresión y representación de la obsesión dentro de la psique femenina por la perfección corporal. La idea de John Berger (1997) sobre cómo nos vemos a nosotras mismas fue el fundamento teórico para elegir el elemento anteriormente referido. “Los hombres miran a las mujeres. Las mujeres se contemplan a sí mismas siendo miradas. Este hecho determina no sólo la relación entre hombres y mujeres, sino también la relación de la mujer con ella misma.” 

La faja reductora fue utilizada también como un elemento de transformación del cuerpo y al centrarla en uno de los detonadores de la acción principal de las imágenes, dio pie para que, a partir de ella, se visibilice el comportamiento de algunas mujeres a ocultar los “defectos físicos” como un vientre abultado, glúteos grandes, músculos flácidos, etc. Las marcas que deja en la piel una vez que se ha quitado, fueron concebidas en este trabajo como las huellas del forzamiento social al que se somete el 2 cuerpo con su utilización, y desde el punto de vista simbólico, funcionan como el eje que demuestra la violencia a la que el cuerpo de mujer es sometido no sólo al utilizar la faja, sino también, al fomentar comportamientos obsesivos como establecer una dieta o régimen alimenticio estricto, hasta llegar a desequilibrios psíquicos y alimenticios como la anorexia, la bulimia y el trastorno dismórfico corporal. 

El hilo de nylon representa la dimensión simbólica, su utilización fue pensada para representar el concepto de opresión y violencia hacia el cuerpo de mujer y fue fundamental para crear visualmente un efecto de deformación del cuerpo y angustia, el cual se incuba en las mujeres que buscan la perfección de la belleza física. 

La presente propuesta fotográfica es parte de la investigación presentada en el Primer Foro Nacional de Investigación en Género (2013), realizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Ahorita pues, se celebrará la Clausura de la exposición fotográfica “Cuerpos perfectos” este próximo sábado 14 de marzo, con un interesante debate sobre la construcción del cuerpo de las mujeres en el imaginario colectivo. Todos/as invitados. 

Para visitas concertadas durante esta última semana, pueden llamar al teléfono 93 443 12 05.