miércoles, 4 de febrero de 2015

Con el atractivo turístico deseado por las empresas trasnacionales sobre las “Cascadas de Agua Azul”


La Disputa de territorios 
en San Sebastián Bachajón, Chiapas, 
tema estrella en CSOA La Industria 
este miércoles 11F 



Organizado por Adherentes a la Sexta Barcelona, se anuncia para este próximo miércoles 11 de febrero de 2015 en horario de 19:30 a 21:30 horas, la celebración de una charla y proyección sobre la situación que viven en el ejido de san Sebastián de Bachajón, Estado de Chiapas, México, y la problemática indigenista de su zona de influencia. 

Este evento con carácter gratuito, tendrá lugar en el “CSOA La Industria” del carrer de la Industria 181, en Barcelona, Catalunya, Europa. Cerca del Metro L5 - Sant Pau Dos de Maig. 

El CSOA [Centro Social Ocupado Autogestionado] “La Industria” es un centro que realiza actividades culturales y reivindicativas a lo largo de todo el año, pero que carece de las debidas garantías legales de funcionamiento. El CSOA La Industria expone que

“...okupamos como una forma de resistencia a la privatización de los espacios públicos de nuestra ciudad a través de la expropiación de inmuebles obtenidos gracias a la especulación financiera y urbanística. Estas propiedades, a pesar de lo que suele afirmar el oficialismo, no provienen del ahorro de gente trabajadora sino de su explotación mediante la apropiación de la plusvalía del trabajo asalariado y de la estafa crediticia, así como de la apropiación privada de espacios colectivos. 

En el caso de Industria 181, la propiedad proviene del traspaso de capital inmobiliario y financiero (Caixa Catalunya) en el sector turístico ya que la actual propiedad la ostenta una empresa dedicada a invertir en hoteles y apartamentos turísticos. 

Nosotros, vecinas y vecinos del barrio y de clase trabajadora, ejercemos nuestro derecho a recuperar un espacio sin uso, abandonado durante años, fruto de la especulación y el dueño fue un banco y es ahora una inmobiliaria, ambas empresas privados que hacen negocio con nuestro derecho al espacio público ya la vivienda digna. 

Nosotros no estamos robando la propiedad proveniente del trabajo de la gente. Es precisamente al revés: estamos recuperando espacios que las empresas se apropian a través de la estafa, el engaño y la usura para ponerlos al servicio de la comunidad”. 

La charla y proyección sobre la situación en san Sebastián de Bachajón (México) que ofrecerán es presentadas con las apostillas de “¡Alto a la guerra de despojo contra los pueblos indios de México!” añadiendo tintes reivindicativos sobre “El mal gobierno quiere invadir nuestro territorio. Pero nosotras y nosotros ¡seguiremos defendiéndolo!” 

Para situar a nuestros lectores sobre la realidad y contexto de esta charla y proyección, reproduciremos aquí un texto del Seminario Interinstitucional de Historia Agraria Mexicana (UAM-UNAM-COLMICH) que con la rigurosidad académica y concisión que les caracteriza, sintetizan la realidad de este tema [Clic aquí

Disputa del territorio al ejido San Sebastián Bachajón, Chiapas 

Los procesos actuales por los que están pasando las comunidades indígenas y ejidos están representados por un complejo entramado jurídico donde el Estado mexicano encabeza la disputa de los territorios. Para ello, la maquinaria estatal organiza, asesora y financia grupos al interior de los núcleos para alterar las resistencias y organizaciones; mientras que dichas expropiaciones son promovidas como “donaciones” de los comisariados comunales que actúan en todo caso al margen de la voluntad colectiva. Este es el caso del ejido Bachajón, donde el gobierno estatal (Chiapas) reclama una donación de territorios que no cuenta con “dominio pleno” (categoría derivada de las reformas al art. 27 constitucional); “por lo que no están en capacidad de donar lo que pertenece al ejido”, aunque el interés en el predio reside en que es ahí en donde se ubican las Cascadas de Agua Azul, atractivo turístico deseado por las empresas trasnacionales. Frente a estas olas de despojo el Estado pretende controlar los recursos naturales, incumpliendo con ello los tratados internacionales que garantizan los derechos a las comunidades indígenas, las mismas que vienen padeciendo vergonzosos asesinatos selectivos, como es el caso del comunero Juan Vázquez Guzmán”.