martes, 7 de octubre de 2014

Solidaridad en tiempos difíciles


Desaparición de 43 normalistas 
L’Adhesiva Barcelona 
convoca a una Concentración Pacífica 
para visibilizar apoyo a las víctimas 





Para mañana miércoles 08 de octubre de 2014 a las 19:00 horas es convocada la concentración pacífica de apoyo a las víctima de los hechos de la barbarie d'Ayotzinapa, Guerrero, que se realizará en la Plaça de Sant Jaume de la ciudad de Barcelona [Catalunya, Europa] centro neurálgico de la ciudad catalana, y donde coinciden el Ayuntamiento de Barcelona y el Govern de la Generalitat de Catalunya.

L’Adhesiva Barcelona, entidad mexicana implicada y defensora de temas sociales y políticos convoca esta concentración para hacer visible el malestar ocasionado por estas alarmante noticias y exteriorizar a las víctimas y familiares el apoyo de la Comunidad mexicana residente en Catalunya desde Barcelona. Solidaridad en tiempos difíciles. 

Como refieren los convocantes 

“Este miércoles convocamos a las 19h en la Plaza Sant Jaume de Barcelona para visibilizar y gritar contra la barbarie de Ayotzinapa, Guerrero.
Nos sumamos a las concentraciones que habrá en México. Exigimos que se aclaren los hechos, que se presenten con vida a los desaparecidos y que se juzguen los responsables.
 #JusticiaAyotzinapa #TodxsalaCalle 
Desde El Adhesiva Barcelona todo nuestro apoyo a los normalistas de Ayotzinapa, a las familias y compañeros/as de los desaparecidos y asesinados, a las personas que luchan“. 


Las primeras noticias retransmitidas por los medios de comunicación en Catalunya hablaban escuetamente del caso de unos jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa y del descubrimiento de una fosa clandestina en Iguala. Y poco más. 
Los oleajes de información proveniente de México que llegaría a nosotros posteriormente ya elevaría a no menos de seis fosas clandestinas en los alrededores de Iguala. A partir de aquí entraríamos en la habitual campaña de intoxicación y medias verdades habituales que pretende cansinamente agotar al público y no más. 
Se ha hablado de que hay policías y delincuentes al servicio de un grupo criminal (del cártel llamado Guerreros Unidos) involucrados en las balaceras del 29 de septiembre en Iguala. 
Elementos que supuestamente confundieron los autobuses de los normalistas y a los propios jóvenes con miembros de una banda criminal opuesta llamada Los Rojos

En otras versiones, como por ejemplo el Comunicado del EPR Ejército Popular Revolucionario señalan que los 
“43 normalistas desaparecidos son torturados en cuarteles de la Policía Federal, instalaciones del Ejercito y la Marina, llevados por elementos activos de las fuerzas policiaco-militares realizando acciones de paramilitarismo”  
La verdad, simplemente no se sabe. Y se intentará desvirtuar para que nunca se sepa quizás. Los hechos simplemente son las fosas y los restos humanos. Hay cadáveres que están quemados o calcinados, y hay restos que son simplemente huesos. Los primeros podrían ser de los estudiantes, los segundos, más antiguos, de otras víctimas de los autores criminales. Pero ahorita es imposible saberlo. La Policía Federal y la PGR trabajan en ello con resultados que se sabrán aquí semanas. 

Este lunes 06 de octubre de 2014 el presidente Enrique Peña Nieto instruyó a las instituciones que forman parte del Gabinete de Seguridad al esclarecimiento de los hechos de los días 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero, con un saldo de seis personas muertas, entre éstas tres estudiantes, 20 heridos y 43 desaparecidos. 

Mientras que los angustiados Padres de familia en conferencia de prensa efectuada recientemente, afirman que los 28 cuerpos hallados en seis fosas clandestinas en diversos estados de descomposición, no son de sus hijos. Asimismo dudan de las investigaciones del gobierno de Guerrero, reiterando que sus hijos eran estudiantes y no criminales

Un doloroso capítulo de la historia contemporánea de nuestro México nuevamente escrito con sangre. Un capitulo en el que todavía no se ha escrito la última palabra. 

De momento, este miércoles, desde Barcelona levantaremos las manos pidiendo por nuestro Amado México y por todos aquellos que tanto sufren a lo largo y ancho de nuestra geografía. Esta vez con la desaparición de 43 normalistas en nuestra mente. 




Fotografía gentileza de Manu Ureste