domingo, 15 de marzo de 2015

Arts Santa Mónica de Barcelona


El poeta y traductor Rodolfo Häsler 
presenta la Obra de la escritora mexicana 
Myriam Mosconi en “Lunes de Poesía 





Organizado por Arts Santa Mónica, la Institución de las Letras Catalanas y Café Central, en colaboración con Núvol, Diari ARA, PEN Català, y la Assossiació d'Escriptors en Llengua Catalana, tendrá lugar en el llamado Claustro del “Centre Arts Santa Mónica” en La Rambla 7, de Barcelona, Catalunya, Europa; este lunes 16 de marzo de 2015 a las 19:00 horas, con entrada libre hasta completar la capacidad de aforo de la sala, la celebración de un Lunes de Poesía a cargo del poeta y traductor cubano Rodolfo Häsler, sobre la Obra de la escritora mexicana Myriam Mosconi
Rodolfo Häsler nació en 1958 en Santiago de Cuba y desde los diez años reside en Barcelona. 

Según sus datos biográficos publicados tiene editados los siguientes libros: Poemas de arena(Editorial E.R., Barcelona, 1982), Tratado de licantropía (Editorial Endymión, Madrid, 1988), Elleife (premio Aula de Poesía de Barcelona 1992, Editorial El Bardo, Barcelona, 1993), De la belleza del puro pensamiento (beca de la Oscar B. Cintas Foundation de Nueva York 1993, Editorial El Bardo, Barcelona, 1997), Poemas de la rue de Zurich (Miguel Gómez Ediciones, Málaga, 2000),Paisaje, tiempo azul (Editorial Aldus, México D.F., 2001) y la plaquette Mariposa y caballo (El Toro de Barro, Cuenca, 2002).

Myriam Mosconi es una periodista y poeta mexicana en español yladino de origen búlgaro sefardí. Su poesía en ladino elude los temas frecuentados de la lírica judeo-española y se concentra en una propuesta más contemporánea. En 2012 fue distinguida con el Premio Xavier Villaurrutia. 

La Wikipedia señala que sus trabajos están incluidos 

“en más de cuarenta antologías de México y otros países. Parte de su poesía se ha traducido al inglés, portugués, francés, italiano, búlgaro, ruso, alemán, hebreo, sueco, holandés y árabe. Una colección de su poesía visual forma parte de los archivos especiales de la University of California, Irvine. 

Ha tenido a su cargo diversas columnas periodísticas, tanto en diarios como en revistas especializadas. Fue conductora del noticiario cultural de la televisión pública mexicana (Canal 22) y encargada del programa de radio de Instituto Nacional de Bellas Artes. 

Su libro Negro marfil, publicado y reeditado en México se da a conocer en Estados Unidos en forma bilingüe por Les Figues Press (2011), una editorial independiente de Los Ángeles, California. Negro marfil (Ivory black) recibe el Premio Harold Landon Morton 2012 que otorga la Academy of American Poets por la traducción de Jen Hofer, considerada la mejor traducción al inglés de poesía de cualquier lengua. El acta, firmada por Pierre Joris, consigna: "Negro Marfil, el libro de Myriam Moscona es un arreglo rizomático de poemas maravillosamente orquestado, o para citar el libro, “un eco en sus porciones”. […] Derivado de una primera “traducción” a palabras de las imágenes en tinta china y collages de la propia autora, el libro ha sido traducido de forma impecable al inglés por Jen Hofer, quien también ofrece un excelente ensayo sobre el libro y su traducción." Myriam Moscona ha recibido también el Premio de Poesía Aguascalientes en 1988 y una beca de la John Simon Guggenheim Memorial Foundation en 2006”.

Nos dicen sobre la presentación de este acto: 

“La palabra es capaz de dejar huella, es la capacidad misma de creación; leer y dar nombre, crear, es más o menos lo mismo, y todo es motivo de celebración en Vísperas. La poeta es un ser desvalido que llega a perderlo todo; luz cortada en una ventana de vidrio esmerilado, hueso raspado, es su poesía:

“Antes de ser nombrados, 
antes aún que el animal, 
perdiera su extensión sobre nosotros, 
caías sobre mí” 

Y cada libro no es más que una emanación del gran libro, donde late la creación, y Vísperas ensalza la capacidad de diluirse en el que ya se ha dicho anteriormente, pero a la vez es el salto de la luz, y la recuperación, y el hecho de ser una parte de algo mucho más grande que apenas intuimos, que nos deja ver por la rendija que abrimos, pura tozudez. La poesía respira en estos versos con la fuerza del aliento primero, juega con el significado múltiple de la palabra, la exprime hasta dejarlo en la mínima expresión, liberándose, purificando hasta recuperar su significado original. 

Y vemos que "un árbol subterráneo nos Sostiene, el árbol de los números", y cobra sentido la idea de la poesía como esqueleto del len guaje, corazón, corazón, herz, coeur, cuore, heart, lev en hebreo, latido del lenguaje". 

Rodolfo Häsler, poeta y traductor nos habla desde el corazón de la mexicana Myriam Moscona... 




Fotografía: RedCultura, Crisolplural