miércoles, 3 de diciembre de 2014

Reflexión escénica para actriz sobre texto de Sófocles


"LOS MOTIVOS DE ANTÍGONA
este sábado 06 de diciembre de 2014 
en Diógenes Centro Creativo 



Este próximo sábado 06 de diciembre de 2014 a las 20:00 horas tendremos la gran oportunidad de disfrutar de una nueva sesión de teatro mexicano contemporáneo de calidad en Diógenes. Que tiene su sede en el carrer Martínez de la Rosa 21, de Barcelona. Metro Diagonal. Este evento de entrada libre, con colaboración solidaria, estará a cargo del acreditado Centro de Investigación Escénica EL TEATRITO de Yucatán, México, quienes nos presentarán la obra "Los Motivos de Antígona". Una reflexión escénica para actriz sobre texto de Sófocles que tiene como autor y director: a Ricardo Andrade Jardí. Con Amanda Quezadas 

Como nos recuerdan los organizadores este acto se organiza como cierre de este año 2014, y Diógenes se complace en invitarlos a esta mini temporada de teatro mexicano contemporáneo, con dos compañías que se hallan de visita en Barcelona desde lejos para presentar obras de fuerte contenido social, incitando a la reflexión y a la crítica. 

Un texto de Ricardo Andrade Jardí nos recuerda la línea argumental de esta sesión de teatro. Nos dice:

"LOS MOTIVOS DE ANTÍGONA" 
Sueña Antígona que despierta de la pesadilla de una estirpe azotada por los males y al despertar la realidad que se muestra es la pesadilla de sus sueños. Piensa Antígona que nadie merece la suerte horrible de no dar sepultura a los que ama; y mientras Antígona sueña y piensa en la realidad terrible de una corrompida Tebas, Creonte, el tirano, con su cofradía de decadentes lacayos, entre bacanales y narco shows telecráticos, anuncia los nuevos tiempos que vendrán para una nación que renunció a sus derechos soberanos. Aunque todas y todos saben que no habrá tales tiempos, que la peste ha vuelto y está vez no hay quien se enfrente a las Esfinges, como lo hiciera Edipo, sus hijos han desaparecido, o son una estadística más en las fosas que se encuentran por todo el decadente país tebano. 

Antígona recuerda que ha escuchado, o ha soñado, la prohibición de que los hijos disidentes de Tebas sean sepultados. Pero de pronto Antígona sabe y comprende que no es un sueño, que el país de su infancia se ha convertido en una gran fosa común, donde cada día, cada minuto, aparecen los muertos de todos y de todas, aunque el miedo silencie nuestros ojos. Y las madres y lo padres y las hermanas y los novios y las novias se desplazan cientos de miles de kilómetros con la terrible esperanza de que los nuevos muertos sean por fin sus hijos, sus hermanas, sus esposos desaparecidos por la corrupción y cobijados por la impunidad que Creonte y los suyos le han impuesto a la que fuera Tebas la grande, Tebas, la de las siete puertas, hoy tan decadente que nadie atina a reconocer aquella nación que fuera referencia grandiosa de otros tiempos (...). Y de pronto Antígona abre los ojos y descubre que de tanto caminar ha llegado al Tártaro y que ese lugar hoy se llama Ayotzinapa, México. Y, con terror, y ese llanto que arranca la esperanza de los ojos, comprende cuántas sepulturas faltan y cuántos tiranos hay aún por derrocar para terminar de una buena vez con su inagotable e involuntario oficio de sepultadora. Antígona agotada desea por un momento eterno ser, entonces, la sepultada... 

Ya saben nuestros socios, amigos, lectores y simpatizantes: velada de teatro mexicano este sábado en Diógenes a las ocho de la noche...