jueves, 18 de diciembre de 2014

AME Vida Social. Catedral de Tarragona


En la Festividad de la Virgen de Guadalupe 
el Dr. Jaume Pujol Balcells, 
Arzobispo de Tarragona 
recuerda a los 43 normalistas de Ayotzinapa




El viernes 12 de diciembre de 2014 tendría lugar un año más la celebración de la tradicional misa en Honor de la Virgen de Guadalupe en la Basílica Catedral Primada de Tarragona [Cataluña, Europa], presidida por el doctor D. Jaume Pujol Balcells, Arzobispo de Tarragona, en un acto que reuniría a numerosos feligreses y público. 

A la izquierda del altar mayor presidia la celebración litúrgica un gran cuadro de la Virgen de Guadalupe que se venera en una de las capillas de esta Catedral catalana, con ornamentos florales a cada lado, y acompañado allí mismo por la conocida y valorada cantante mexicana Claudia Torres. Llamada artísticamente “La Voz de Plata” y los Mariachis Héctor B. Garita y Pancho Melena

Abriría el acto litúrgico la referida cantante entonando “La Guadalupana” mientras la comitiva eclesiástica hacia su llegada al altar para presidir la misa que con devoción se ofrecía a la Virgencita Mexicana. Durante la celebración varias piezas fueron interpretadas por los artistas mexicanos. 

Debemos señalar la sentida Homilía que ofrecería el señor Arzobispo, devoto guadalupano, quien recordaría el contexto histórico de las apariciones y el valor y enseñanzas que ofrecen para todo creyente. 

Durante el ofertorio, se realizaría como todos los años, la “Ofrenda Floral” a la Virgen de Guadalupe de AME Associació de Mexicans d’Esparreguera i voltants. Asociación presente en esta celebración, y quienes ofrecen en nombre de la entidad y de aquellos miembros de la Comunidad mexicana residente en Catalunya que desean sumarse, este gesto en el que hacen presente la gratitud y vicisitudes de tantas familias y personas. También se realizaría la ofrenda del pan y el vino según el canon o litúrgica católica.

Debemos señalar que el Doctor Jaume Pujol, también hizo presente con sus palabras a los 43 normalistas de Ayotzinapa, y cuantas personas sufren en México, por la violencia de todo tipo. 

Al finalizar la liturgia del altar, mientras que el Coro de la Catedral de Tarragona bajo dirección del Decano mosén Barbarà entonaba “La Guadalupana” el cuadro de la Virgen de Guadalupe y sus portadores iniciarían la tradicional Procesión por la nave central de la Catedral hacia la capilla donde debe depositarse la preciada imagen. 

Así, Cuadro, Mariachis, cantante, Arzobispo y concelebrantes, y asistentes, acompañarían a la Virgencita hasta su singular morada en esta Catedral. 

Depositado el Cuadro, se cantarían varias piezas musicales mexicanas apropiadas para esta importante ocasión, ante todos los reunidos, que ofrecían caras de estar verdaderamente emocionados. No faltaron “Las Mañanitas” ofrecidas con júbilo y alegría, mientras, algún que otro, se le resbalaban las lagrimas de los ojos; y alguna que otra mexicana que esperaba para depositar su ramito de flores al pie del Cuadro de la Virgen de Guadalupe, acompañando el traído desde Esparreguera. 

Por unas horas, nuestros corazones volaron a México. Sí, aquí en la Catedral de Tarragona, estuvimos todos “en casa”. Gracias a cuantos colaboraron en hacer posible este pequeño milagro... Y que algún día, en el Cielo y en la Eternidad nos podamos todos ver.



Fotografia: Martha Inés Sánchez Navarro