miércoles, 19 de diciembre de 2012

Tarragona


"Dúo de voces"
para la Virgen de Guadalupe 
Javier Villa y Claudia Torres 
le cantaron con Mariachi 






Fotografia: Detalle del Altar Mayor de la Catedral de Tarragona 
(Foto AME) 


El miércoles 12 de diciembre de 2012 a las 19:30 tendría lugar en la Catedral Primada de Tarragona un emotivo acto religioso ofrecido con motivo de la celebración de la festividad de la Virgen de Guadalupe, Reina de México y Emperatriz de las Américas. 

A pesar de tener la celebración entre semana hubo abundante participación en esta celebración doblemente especial. Por su motivo primeramente, y también por el reencuentro en esta sede. Ya que por unos años, mientras la catedral estaba en rehabilitación, las celebraciones guadalupanas se trasladarían a otro templo de esta misma ciudad. 

La Catedral esta como si ayer mismo la hubieran terminado de construir. Muy bella. Y en este marco de venerables piedras, con el peso y la solemnidad de los siglos, la Madrecita volvía a presidir el altar catedralicio y volvía a reunir allí a sus hijos. La celebración se iniciaría con la entrada de la máxima autoridad eclesiástica, el arzobispo Doctor Jaume Pujol i Balcells con sus coadjutores mientras los mariachis y artistas le dedicaban las entrañables “Mañanitas” delante del venerado cuadro de la Virgen de Guadalupe. 

Durante la homilía, el Arzobispo de Tarragona ofrecería una síntesis biográfica de Juan Diego y su experiencia con la Virgen, de donde en puntos concretos, entresacaba realidades y enseñanzas todavía hoy vigentes. 


Fotografia: Vista General de la Misa Guadalupana en Tarragona [12.12.2012] 
(Foto: AME)

Al iniciar el Ofertorio, con gran respeto y devoción el cantante Javier Villa se situaría delante del portentoso cuadro de la Virgen de Guadalupe que presidia nuestra celebración, cantándole el Ave María de Schubert con aquella voz y sentimiento que caracteriza a nuestro buen amigo. 
Los otros cuatro Mariachis así como la cantante Claudia Torres, como el resto de los asistentes permanecía de pie y envueltos en el más respetuoso silencio. Mientras Javier Villa en solitario y sin acompañamiento musical le dedicaba el Ave María, se procedía a presentar la Ofrenda Floral de manos de Grace Reyes y Lluís Artigas Jorba, ambos de AME Associació de Mexicans d’Esparreguera i voltants, quienes la ofrecieron en nombre de la Comunidad Mexicana residente en Cataluña y de los catalanes residentes en México a la Virgen de Guadalupe. 

Tras la Consagración, al iniciarse la Comunión de los fieles la cantante Claudia Torres acompañada de la música de los Mariachis nos ofrecería con su habitual entusiasmo y convicción “El Pescador”. 

Finalizada la Misa, se procedería al traslado del cuadro de la Virgen de Guadalupe a la capilla lateral en donde a lo largo de todo el año es expuesta a los fieles. 

Por la nave central del magno edificio el contingente de fieles siguiendo la Cruz avanzaría, seguido detrás de ellos por una chamaquita que portaba la Ofrenda Floral, el cuadro Guadalupano portado por el presidente de AME y Grace Reyes, el Arzobispo Jaume Pujol i Balcells y concelebrantes, y Javier Villa, Claudia Torres y los mariachis que cantaron durante todo su traslado “Desde el Cielo” el Himno Guadalupano. 
Al llegar a la capilla se colocaría el cuadro y el Arzobispo despidió a los fieles agradeciéndoles su presencia y saludando a los cantantes y mariachi fraternalmente retirándose de allí entre un fuerte aplauso. 

Más el acto continuaría. Órale que sí. Se entro con una serenata iniciada con la canción de “Las Mañanitas” que se cantaría más que con las voces seria con los corazones. Tampoco faltaría la alegría de la canción “Mi Virgen Ranchera” que tan sentidamente canta Claudia Torres. 

Un año más, la Virgencita fue visitada…



Fotografía: Foto de família en la capilla Guadalupana.
Martha Inés Sánchez Navarro.Fotoreportera AME 


1 comentario:

rumboalsur dijo...

muy bonito a ver si veneis a cadiz pues este verano he alquilado un apartamentos en cadiz cerca de un restaurante mexicano.